Como cocinar la quinoa para que quede perfecta

En este post te cuento como cocinar la quinoa para que siempre te quede perfecta. Es muy sencillo y además puedes hacer un poco de cantidad sobrante para utilizar durante la semana en ensaladas o como acompañamiento de cualquier cosa ya que aguanta muy bien varios días en la cocina.  Esta es una de las preparaciones básicas de cocina que es bueno conocer y aprender, como este otro post aquí donde te cuento como cocinar el arroz para que te quede siempre en su punto perfecto.
La quinoa es un pseudo cereal que proviene de los Andes y cuenta con unas propiedades super interesantes, además de un sabor muy rico: 
  • Alto nivel de proteínas ya que puede contener hasta un 23%. 
  • Contiene minerales como: calcio, hierro y magnesio. 
  • Contiene vitaminas: C, E, B1, B2, Niacina y Fósforo
  • Rica en amionácidos.
  • Alto contenido en Omega 6
  • Fuente de fibra soluble e insoluble. 
  • No contiene gluten por lo que es apta para celíacos y dietas sin gluten. 
 
Hay varios tipos que varían en el color, aunque todos se cocina de igual manera. Para el cocinado de la quinoa debes de tener en cuenta que contiene una sustancia llamada saponina con la que se produce el jabón y no es bueno consumirla. Por lo que es necesario que la laves bajo el chorro de agua previamente si no viene prelavada (muchas se comercializan ya prelavadas)
 
No te preocupes por el tema de la saponina, no te va a matar ni producir nada malo, pero consumirla durante bastante tiempo no es lo más digestivo, además de que amarga. A continuación todo lo que necesitas saber para cocinar la quinoa y que quede perfecta. 
 

INGREDIENTES: 

  • 1 vaso de quinoa
  • 2 vasos de agua
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Especias al gusto
 

COMO COCINAR LA QUINOA

 
  1. Si tu quinoa no vine prelavada deberás de darle un aclarado previo bajo el chorro del grifo. Para esto utiliza un colador de malla fina. Al principio notarás como sale espuma, después al removerla verás como deja de salir, ahí estará ya limpia. 
  2. Pon en un cazo a calentar un chorrito de aceite de oliva y un diente de ajo partido por la mitad, infusiona el aceite con el ajo. Este paso es opcional y puedes no hacerlo, pero le da un toque de sabor muy rico.
  3. Una vez dorado el diente de ajo, añade la quinoa y dale unas vueltas en el aceite, añade a continuación el agua. 
  4. Añade la sal y las especias al gusto. A mí me gusta mucho añadirle un poco de cúrcuma, de curry o de ras el hanout. 
  5. Deja consumir el agua y apaga el fuego. 
La clave para que siempre quede bien y no se pase o quede dura es que utilices el doble de agua que de quinoa, teniendo esto en mente podrás añadirle lo que quieras para aliñarla. 
Espero que te guste tanto como a mí compartirlo. Si publicas tu quinoa en Instagram, etiquétame para que vea qué tal te ha quedado en @meditandoentrefogones.com
C O M P Á R T E L O

Deja un comentario