Lista definitiva de instrumentos imprescindibles de cocina.

Hoy os traigo la que considero la lista definitiva de instrumentos imprescindibles de cocina, ya sea para comenzar a cocinar o para completar tu cocina.

He creado esta lista de instrumentos imprescindibles de cocina, aunando en el recurso definitivo todos lo necesario para tu cocina.  Algunos pueden parecer una obviedad, pero son cosas que no todo el mundo (especialmente si no cocina) cae en la necesidad de tener. Otros no tan imprescindibles, aunque los he añadido ya que creo que también pueden ser muy útiles.

Durante mis años de universidad, viviendo fuera de casa, recuerdo cocinar en pisos compartidos (mío o de mis amigos) en los que la cocina siempre presentaba un reto, faltaba de todo. Después cuando me independicé y me fui a vivir a la que hoy es mi casa, me planté ante la necesidad de completar mi instrumental de cocina y aún hoy no pocas veces estando en casa de algún amigo, preparando una cena  me encuentro que no tienen por ejemplo una buena tabla de cortar, o un cuchillo decente para preparar los ingredientes.  Por tanto si quieres comenzar a cocinar, como si ya lo haces, te presento la lista definitiva de instrumentos imprescindibles de cocina

1. Cuchillos

A parte de los cuchillos de la cubertería de uso diario, para cocinar es necesario tener al menos un buen cuchillo afilado para cortar y preparar los ingredientes. No hace falta tener un cuchillo enorme super afilado, con uno con hoja lisa, tamaño medio y bien afilado tienes suficiente.

En muchas webs y revistas veo que recomiendan tener varios, lo cual no está mal, pero si realmente te inicias en la cocina, no te agobies, con uno mediano y bien afilado es suficiente para empezar.

No hay nada peor que ir a preparar los ingredientes de una receta y que los cuchillos no corten ni la mantequilla. No le tengáis miedo a los cuchillos!! es más fácil cortarse con uno mal afilado (salvo que realmente no esté nada afilado claro) que con uno bien afilado. 

2. Tabla de cortar

Imprescindible al menos una grande (en cuanto a materiales, cada uno tiene sus ventajas, pero suele ser recomendable que para pollo y pescado sean de materiales plásticos, y para verduras y panes pueden ser de madera)

Es totalmente necesario tener al menos una buena tabla grande para cortar y preparar los ingredientes para cocinar.

3. Sartenes

Parece una obviedad, pero es un instrumento indispensable. Si te falla la sartén en la que cocinas, el proceso puede pasar de un simple paseo a ser un descenso en barranco con chamuscada de fondo.

Mis imprescindibles son:

  • Grande de fondo plano a ser posible de “piedra”. Puede ser de cualquier otro tipo ya que estas son un poco más caras, pero la inversión merece mucho la pena. Las de teflón no están mal, pero al final terminan rayándose. Y las de cerámica al menos en mi experiencia suelen ser demasiado demandantes, y no todo se puede hacer sobre ellas, ya que tienden a que todo se pegue más.

  • Mediana de fondo plano, igual que la más grande.

4. Ollas

Si puedes tener dos tamaños sería ideal (mediano y grande) sino con una de tamaño mediando es más que suficiente. La olla de tamaño medio te permite hacer toda clase de guisos y cocciones, y la grande aparte de aumentar la posibilidad de las cantidades viene bien en caso de hacer por ejemplo un caldo casero (ya que los ingredientes en sí suelen ocupar mucho espacio, y necesitas que quede sitio para el agua)

5. Cazo

Un cazo es necesario tanto para calentar cualquier líquido, como para hacer algunas cosas en pequeña cantidad  (cocer lentejas, arroz, cuscús). Claro que esto último se puede hacer en una olla más grande y en ese sentido no hay problema si es el material con el que cuentas, pero en mi experiencia si vas a hacer poca cantidad en un recipiente muy grande tiendes al final a exagerar con el aceite, o con el agua, ya que te da más la sensación de que estás poniendo “demasiado poco”.

6. Cuchra de madera

Absolutamente necesario a ser posible grande y un poco plano. La cuchara de madera nos sirve para remover, probar y sobre todo no rayar las sartenes que tienen fondos de teflón y demás historias. Sin una buena cuchara para remover y probar te falta como si dijéramos la mano.

7. Espátulas varias

Aquí debes de tener varias:

  • Redonda tipo espumadera de metal: que sirve lo mismo para sacar un huevo frito de la sartén, como para quitarle la espuma a un caldo.

  • Metálica rectangular: para servir porciones cómodamente.

  • De silicona: Esta sirve sobretodo para hacer cremas o manejar y mezclar cualquier líquido cremoso y rebañar bien el bol en el que estás trabajando, además de que al ser bastante maleable, sirve muy bien para mezclar con otro ingrediente claras de huevo montadas sin que se bajen del todo (por ejemplo)

8. Pelador y pelador de juliana

La diferencia está en el tipo de hoja. Como básico imprescindible considero sobre todo el pelador, ya que aparte de su función principal nos puede servir para hacer tiras finas de alguna verdura, tanto para ensaladas como para otro tipo de platos (tallarines de calabacín o de calabaza por ejemplo)

El pelador de juliana lo que hace es sacar tiras más gruesas pero más estrechas, por lo que dependiendo de como de largo hagamos el trazo podremos conseguir trocitos pequeños o largos tipo espagueti. Es una forma estupenda de conseguir el mismo efecto que hace un espiralizador de verduras, por mucho menos.

9. Rayador

Un buen rallador es totalmente necesario en la cocina, y no solo para rayar el queso encima de la pasta o la pizza, también nos sirve para muchas otras cosas.

El resultado a obtener dependerá del tipo de agujero, yo recomiendo tener uno que esté bien afilado (ojo esos dedos!!) y que no sea ni de agujero muy grande ni tampoco microscópico.

Un buen rayador nos puede ayudar a la hora de picar mucho algunos ingredientes sin tener que estar cien años picando al cuchillo. Hay ingredientes además que la mejor forma para incorporarlos a una receta es rayándolos (de forma que el sabor se mezcle bien con el resto de ingredientes, y no te encuentres un trozo enorme) como por ejemplo el ajo o el jengibre.

10. Bols

Los bols son unos de los grandes ignorados en la Cocina. Y no solo sirven para servir el plato a la mesa, sino que son muy útiles durante el proceso. Del todo necesarios para separar partes de un plato, para contener ingredientes mientras estás trabajando en otros, etc.

11. Tuppers

Aquí al gusto del consumidor, pueden ser de cristal o de plástico. Lo esencial es tener al menos uno bastante grande, que puede venir muy bien para refrigerar platos que necesitan frío como finalización del proceso o para guardar cosas en gran cantidad y mantenerlas frescas más tiempo (yo por ejemplo tengo siempre un tupper con lechuga lavada y brotes frescos preparados para hacer ensaladas siempre que lo necesite, así no hay excusa)

Y después varios de tamaño medio, para guardar sobras, platos más pequeños, acompañamientos, etc.

Por último tener alguno pequeño siempre viene bien también, para guardar algo de salsa que sobra, o cosas pequeñas.

12. Vaso medidor

Totalmente necesario para cocinar, ya que para seguir una receta siempre hace falta 200 gr de esto o 150 de aquello….etc. La versión chachi y pija de esto sería tener una báscula de cocina, pero sin necesidad de gastar tanto, puedes conseguir lo mismo mediante un buen vaso medidor.

Recomiendo comprar uno que tenga varias medidas incluidas y a ser posible en relieve y no impresas, porque por mi experiencia, al final la impresión de tanto lavarlos se acaba borrando, y terminas con una jarrita de plástico bastante fea para cualquier otro uso… jajajaj

13. Tijeras de cocina

Tanto para abrir un envase, para limpiar los restos de grasa de una pechuga, o para cortar bacon (entre tantísimos otros usos) Es bueno tener unas tijeras de cocina, y no valen unas tijeras cualquiera que dediques solo al uso de cocina, necesitas unas tijeras específicas de cocina, ya que suelen ser más robustas y algunas pueden incluso incluir dientes.

14. Pinzas

Se pueden tener metálicas o con un acabado en las puntas de silicona. Son necesarias para retirar cosas de la cocción cómodamente, para darle la vuelta a algo o para servir.

15. Cucharón de servir

Si quieres servir una sopa o una crema sin liarla parda y manchar media encimera y los fogones al tratar de verterlo directo desde la olla, te recomiendo que tengas un buen cucharón de servir. 

16. Mortero

Aunque no es vital tenerlo, es muy útil para hacer tus propias mezclas de especias en polvo desde grano. Las especias recién molidas tienen todavía frescos sus aceites esenciales por lo conservan mejor sus propiedades además del aroma.

Hay de muchos tipos y tamaños, de madera o de piedra. Yo tengo uno mediano de madera que me funciona bastante bien, aunque planeo hacerme con uno de piedra y así ponerme al lío a hacer las pastas de curry Tailandés que aprendí a hacer en mi viaje a al norte de Tailandia (si quieres ver las recetas que aprendí, puedes verlo aquí)

17. Exprimidor

Sin ser un instrumento básico imprescindible, sí es muy útil para sacarle el jugo a los cítricos de forma cómoda.

18. Coladores

Un buen colador para todo tipo de usos, desde colar la pasta, lavar verduras, colar caldos…etc

Lo ideal es tener uno grande para cuando colamos cosas en gran cantidad y queremos drenar el agua rápidamente, y otro más pequeño de red fina para colar líquidos y cosas más pequeñas.

19. Bandejas de horno.

Suele venir la clásica bandeja incluida en el horno, si no esta debe de ser plana y grande (que cubra toda la superficie del horno) y con esta las posibilidades son infinitas.

Bandeja mediana (tanto de metal como de cristal) Este tamaño te vendrá mejor cuando quieras hacer poca cantidad, cuando hagas algo que lleve un poco de salsa o líquido y no quieres que se esparza por toda la bandeja grande.

También para hacer platos tipo lasaña o canelones o repostería.

20. Moldes para repostería

Todo depende de si vas a hacer repostería o no, si es algo que no te seduce, entonces no es necesario que lo tengas. Pero si vas a hacer repostería te recomiendo que tengas al menos dos:

  • Molde cuadrado o rectangular (para hacer bizcochos)

  • Molde desmoldable: de estos que le puedes quitar la parte de fuera, especialmente útil para hacer tarta de queso, ya que así no la tienes que desmoldar dándole la vuelta y así no se desmonta.

21. Batidora

Hay de muchos tipos, de brazo, de varillas, de vaso, tipo bullet….

La que más vas a usar es la de brazo, la minipimer de toda la vida, muy útil para batir y hacer cremas.

Después si te vas a poner a hacer repostería puedes comprarte una de varillas que es más especial para montar claras, nata, etc. Pero puedes perfectamente hacer repostería con una de brazo.

Sobre la de vaso, tenerla es totalmente opcional, pero si te gusta hacerte batidos la recomiendo por su comodidad.

Las hay de varios tipos, de vaso tipo americana, donde cabe muchísima cantidad o las de tipo “bullet” o bala. A mí me encanta esta última ya que con ella puedo preparar toda clase de batidos y smoothies en un tamaño muy manejable.

22. Procesador de alimentos

Con este instrumento ganas en tiempo sin duda, aunque no es del todo necesario tenerlo ya que puedes obtener los mismos resultados a mano o utilizando por ejemplo el rayador.

El efecto que puedes conseguir con el procesador de alimentos es muy amplio, desde picar en trozos grandes, más pequeños, triturar o llegar incluso a hacer crema.

Yo de hecho hasta hace poco no contaba con este instrumento en mi cocina, y me apañaba, pero reconozco que preparar un relleno para lasaña con el procesador de alimentos es ahora mismo un minuto como quien dice.

23.Mandolina

La mandolina permite cortar en finas láminas toda clase de ingredientes, y es muy útil cuando quieres conseguir un grosor igual de corte, y conseguir de forma rápida un ingrediente. Aunque no es totalmente indispensable, si es muy útil para preparar tortillas de patatas, hacer chips caseras, tarta de manzana… 


Sin duda existen muchísimos más instrumentos de cocina, pero considero que estos son los básicos esenciales para tener la cocina lo suficientemente equipada para poder cocinar agusto. No hay nada más frustrante que ir a preparar algo y contar con instrumentos malos o no contar con los esenciales. Aunque tu intención y tu receta sean las mejores, en lugar de resultar un proceso divertido y hasta relajante, puede convertirse en algo estresante y y puede que decepcionante.

Aunque desde luego, en caso de necesidad, sin duda todo se puede hacer! y si no que me lo digan a mí que en Italia preparé no pocas tortillas de patatas sin una sartén en condiciones y sin un plato lo suficientemente grande para darles la vuelta. Aún así quedaron bien ricas jejejejej.

 

C O M P Á R T E L O

Deja un comentario