Dukkah: mezcla de frutos secos, semillas y especias egipcia

Tal y como os contaba en la receta de la sopa de lentejas Shorbat Adas , esta semana he tenido un fogonazo creativo enfocado a Egipto gracias al concurso de recetas de Instagram de «los viernes reto». 
De la búsqueda de sabores  y posibles recetas apareció la maravilla de sopa de lentejas rojas y entre callejones llegué a encontrar la Dukkah, que es una maravilla de frutos secos, semillas y especias egipcia. 
Aunque su uso está extendido por todo oriente medio, su origen es Egipcio. 
Tal y como pasa con el Garam Masala indio, existen muchas versiones de Dukkah y cada maestrillo, tiene su librillo, pero en general se suele componer de frutos secos como pistachos, nueces o almendras, semillas de girasol, de calabaza o de sésamo y especias como la pimienta, el comino, hinojo ( y un largo etc), en una cantidad variable de cada una, tostadas y trituradas hasta conseguir una mezcla con textura gruesa sin llegar a polvo. 
Según parece en Egipto, la consumen sobre una rebanada de pan untado en aceite de oliva, y se suele servir en un cuenquito al lado de otro de aceite. de manera que mojas el pan previamente en el aceite y luego lo untas en la dukkah. 
 Aunque tiene mil  y un usos y posibilidades: como os cuento en la receta del Shorbat adas, se le pone por encima para añadir el toque crujiente y aromático; también se puede añadir a ensaladas, platos de carne o pescado…
Es realmente una delicia facilísima, que se tarda bien poco en hacer, de la que puedes hacer bastante cantidad y guardar para siguientes usos en tu despensa en un botecito de cristal. 
 
 

INGREDIENTES PARA PREPARAR LA DUKKAH

Yo en esta ocasión utilicé, dentro de los ingredientes que suele llevar, los que tenía a mano en casa, realmente puedes variar la mezcla y sus proporciones hasta encontrar el punto que más te guste. 
 
  • Nueces peladas
  • Almendras peladas al natural
  • semillas de sésamo (puedes usar ya tostadas o sin tostar)
  • Pipas de girasol
  • Pipas de calabaza
  • Pimienta en grano
  • Comino en grano
  • Semillas de cilantro en grano
  • Hinojo
  • Chile picante en copos
  • Sal
Dukkah, mezcla de especias y frutos secos egipcia

PREPARACIÓN

  1. En una sartén grande añade los frutos secos más grandes y  tuestalos hasta que queden fragantes y dorados. Reserva en un cuenco
  2. Ahora vamos a tostar las especias y las semillas de sésamo (si el tuyo no está ya tostado), y las pipas de calabaza y de girasol. Lo hacemos por separado de los frutos secos, ya que su tamaño es más pequeño y se tuestan en tiempos diferentes. Cuidado con el sésamo, tienes que moverlo constantemente para evitar que se queme. 
  3. Una vez tostado todo lo pasas al procesador de alimentos y picamos poco a poco. Es mejor darle toques e ir moviendo el contenido poco a poco para evitar pasarnos y que llegue a quedar un polvo. Queremos conseguir una consistencia arenosa en la que aún se puedan ver trozos de las semillas y especias. 
  4. Una vez triturado hasta lograr la consistencia deseada deja enfriar y guárdalo en un bote de cristal.
No te hablo de cantidades ya que dependerá de la cantidad que quieras preparar en el momento, o como yo igual quieres hacer bastante cantidad y guardarla para tener. Para conseguir un buen bote de cristal yo utilicé aproximadamente medio paquete de nueces peladas, medio de almendras, un vaso de sésamo y uno de mezcla de pipas de calabaza y de girasol. En cuanto a las especias le puse aproximadamente dos cucharadas de cada especia y una de sal. 
 
Toma aproximadamente unos 30-40 minutos en preparar y es una auténtica delicia con la que estoy deseando preparar más cosas.
 
C O M P Á R T E L O

Deja un comentario